El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

ALIMENTACIÓN DEL NIÑO DE ACUERDO A LA EDAD

Al momento de nacer, un niño es extremadamente inmaduro.

No sabe hablar, ni caminar, ni sus pulmones tienen la capacidad de los de un adulto, etcétera. No nos debe ser difícil comprender que tampoco su estómago ni sus intestinos están completamente desarrollados y que no puede hacer una digestión completa, como la haría un adulto sano. De hecho, en los primeros meses, el Sistema Digestivo de un lactante, solo puede procesar bien la leche humana, y lo hace mucho mejor, si esa leche humana es la de su propia madre. Aunque la leche de vaca o las fórmulas para bebés no le provoquen problemas o molestias inmediatas, a la larga, sí se los ocasionan y a veces muy graves.
Debido a que la capacidad digestiva madura (se desarrolla al igual que el resto del organismo del niño), la dieta que indiquemos a un niño debe depender de su edad y del conocimiento que tenemos sobre esa capacidad del pequeño a las diferentes edades. Sobre este concepto se fundamentan las recomendaciones que presento a continuación y que le indican los alimentos que puede recibir un niño a las diferentes edades, con la seguridad de que serán bien digeridos:

1- HASTA LOS SEIS MESES DE EDAD
Leche Humana (materna), en su defecto, si no queda mas remedio (quedó huérfano), puede ofrecérsele una fórmula para lactantes. También pudieran recibir frutas o jugo de frutas frescas, pero no los recomiendo, pues, aunque su digestión no es problemática, interferirán con la adecuada digestión de la leche; así que será mejor esperar hasta los cinco o seis meses para iniciarlos.
Observación: para esta época creo que ningún profesional de la salud bien informado, pone en duda que la alimentación exclusiva al seno, satisface todas las necesidades de un lactante y ofrece la mejor alternativa para un crecimiento y desarrollo óptimos. Pero creo que es obligatorio aclarar que aunque la composición de la leche se modifica ligeramente con el transcurso de los meses, nunca pierde su gran valor nutritivo, y esa observación que se hace con tanta frecuencia de que después de los seis meses la leche del pecho "es pura agua", es totalmente falsa. Además, siempre será para cualquier niño una mejor alternativa que la leche entera de vaca o alguno de sus derivados.

2- DESDE LOS SEIS HASTA LOS DOCE MESES
Se recomienda seguir dándole Leche Humana como alimento fundamental, pero como su Sistema Digestivo ha madurado un poco y su capacidad para procesar alimentos ha aumentado, se puede agregar otros alimentos cuya digestión no sea muy difícil.
Ejemplos de tales alimentos son: las frutas (preferiblemente enteras y no como jugo), los tubérculos como papa, ocumo, zanahoria, ñame y tantos otros. Con dichos tubérculos se pueden preparar papillas, y si a estas se le agregan hojas (perejil, berro, etcétera), se estará suministrando cantidades adicionales de hierro, minerales y vitaminas de fuentes naturales.
Observación: con dos comidas diarias de tales alimentos, por ejemplo, una de frutas y otra de una de las mencionadas papillas, además de unas cuatro tomas diarias de pecho, estamos ofreciendo a los niños de este grupo de edad, una excelente alimentación.

3- LUEGO DE CUMPLIDO EL AÑO DE EDAD
La capacidad del Sistema Digestivo de un niño es completa o casi completa (similar a la de un adulto). Ahora es cuando se recomienda darle una dieta completa y balanceada, tal como la de un adulto. Además es muy conveniente, que se siente en la mesa y coma a la misma hora y en compañía de los demás integrantes del grupo familiar.
Precaución: existen alimentos de muy difícil digestión y causantes de muchos problemas digestivos; por tal razón, no se recomienda su administración a niños menores de un año.
Los más problemáticos son: la leche entera de vaca (leche completa), los cereales y las leguminosas (granos, caraotas). Como puede notar, es práctica corriente pero muy inadecuada, agregar leche de vaca y cereales a la alimentación de niños que aun no han cumplido seis meses. Definitivamente, es muy recomendable diferir el ingreso de tales alimentos a la dieta de un niño hasta después que haya cumplido el año de edad.


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad