El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

ASISTIENDO A LAS PRIMERAS FIESTAS

La vida social puede iniciarse desde muy temprana edad, es común ver pequeños bebés en fiestas infantiles acompañando a sus hermanos mayores, o asistiendo a fiestas infantiles de sus primos o hijos de amistades de sus padres.
Un cambio de ambiente en la vida del pequeño bebé puede ser beneficioso para su desarrollo puesto que ofrecen muchos estímulos visuales y auditivos, además los bebés necesitan estar en contacto con otros niños y los habrá en cantidad. Pero para que esta experiencia sea agradable y consigamos efectos positivos se debe tener en cuenta ciertos cuidados, ya que la sobre exposición a estímulos (sobretodo en bebés que no están acostumbrados) puede resultar perturbadora.
La mayoría de fiestas infantiles cuentan con animaciones y música con alto volumen. Si su bebé en casa se perturba con sonidos fuertes de los electrodomésticos, lo más probable es que el volumen alto también lo perturbe. Es preferible que lleve al bebé a un lugar alejado de los parlantes, un lugar más tranquilo así se pierda del show, de lo contrario aparte de incomodarse o hasta ponerse a llorar desconsoladamente, el bebé puede relacionar esa situación incómoda con la fiesta y la compañía de otros niños.
Los muñecos grandes y payasos muchas veces son el terror de niños de 1 a 2 años, pero haya bebés que también sienten este rechazo. Lo ideal es que no acerque al bebé bruscamente, sino que lo haga de a pocos, primero de lejos e ir acercándose poco a poco mientas vea que el bebé acepta este estímulo.
Ir relatándole suavemente todo lo que está pasando durante la fiesta es lo mejor que puede hacer para que el pequeño bebé se divierta, aunque usted crea que él no entiende, ellos entienden mucho más de lo que creemos, y si una voz familiar es la que les habla, entonces disfrutarán del momento y podrán beneficiarse de los estímulos que brinde el cambio de ambiente.
Tenga en cuenta que los bebés se cansan rápido, lo mejor es estar en la fiesta sólo una hora (a menos que observe que el bebé está cómodo). Si la fiesta fuera en la casa de un familiar donde el bebé pueda tomar su siesta con tranquilidad, esté atenta al momento en que el bebé comienza a dar señales de fastidio para llevarlo a dormir.
Para asistir a una fiesta infantil también debe llevar todo lo necesario para los cuidados del bebé, así la fiesta se realice en una casa de familia, de igual manera no olvide llevar agua caliente, muchas veces el alboroto de la fiesta hace que no haya alguien que pueda darnos el agua para preparar la leche del bebé. Tampoco debemos olvidar lo usual que se lleva para cualquier salida: muda de ropa, frazadita, pañales, cambiador plástico, crema, talco, paños húmedos, etc.
No todos los bebés son iguales, los padres son los que mejor lo conocen y podrán determinar si el bebé se encuentra a gusto o no, lo principal es respetar la disposición que tiene el bebé y no forzarlo a estar en la fiesta desde el comienzo hasta el fin.

 


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad