El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

COMO ELEGIR UN BUEN PEDIATRA

El bebé viene en camino, ya estamos preparando su cuarto, comprando el ajuar, leyendo libros, yendo a los controles ginecológicos, pero algo que no debemos olvidar es elegir el pediatra que acompañará y vigilará el crecimiento de nuestro hijo. Nuestros padres quieren que sus nietos sean atendidos por el médico que nos atendió a nosotros, nuestros familiares y amigos nos recomiendan otros tantos pediatras, pero a las finales, somos nosotros, los padres, quienes finalmente debemos decidir por cuál escoger. No es una decisión fácil, debemos considerar muchos factores, y el principal es la confianza y la tranquilidad que nos inspire el pediatra de lo contrario haremos caso omiso a sus recomendaciones. Lo mejor es ir evaluando y descartando a los pediatras de la siguiente manera:

LOS COSTOS
Un pediatra puede ser muy bueno, pero si no está al alcance de nuestro presupuesto, mejor no perdamos tiempo en evaluarlo, se debe ser realista en este aspecto porque no será una sola visita la que le haremos, sino por lo menos una visita mensual durante un año, luego cada tres meses, seis meses y finalmente anual. Debemos averiguar con qué seguro médico está afiliado o verificar con el seguro si se permiten reembolsos por las consultas.

INFORMACIÓN DE PACIENTES
Conversar con las personas que nos recomendaron pediatras, preguntarles qué es lo que más le gusta de él, cual es su metodología de trabajo, su línea de pensamiento en que otros lugares trabaja, como es su temperamento, cómo trata a los bebés, etc.

LA UBICACIÓN DEL CONSULTORIO
Acudiremos al pediatra frecuentemente, por lo que es preferible que esté cerca de nuestro domicilio o por lo menos en un lugar accesible para nosotros, el bebé tendrá que hacer el trayecto con nosotros, por lo que las visitas al pediatra deben ser agradables, y no causas de estrés.

INFORMACIÓN DE PRIMERA MANO
Debemos conversar personalmente con los pediatras elegidos a fin de evaluar los siguientes factores:
• Su metodología de trabajo
• Su línea de pensamiento, filosofía del medico: postura para amamantar, circuncisión disciplina, alimentación dirigida o libre demanda, etc.
• Disponibilidad de tiempo, uno nunca sabe cuándo puede tener una emergencia, se debe saber qué hacer en caso que ocurra una emergencia, en que teléfono contactarlo, saber si atiende de madrugada y los fines de semana, si existe alguien que lo sustituya en caso de no estar disponible
• Las citas: conocer los horarios, con que rapidez da la citas, tiempos de espera en el consultorio, cuánto tiempo dispone para cada consulta porque el pediatra no debe atender apresuradamente al bebé y además tendrá que absolver las dudas de los padres, sobretodo si son primerizos.
• Es importante que el pediatra conozca al bebé y para lograrlo debe estar en sintonía con los padres que serán su mayor fuente de información, de esta manera se puede garantizar diagnósticos acertados pudiendo reconocer una dolencia orgánica de una emotiva.
• Si brinda servicios adicionales: vacunación, estacionamiento,
• Es fundamental que el pediatra sea un profesional que esté actualizado, para verificarlo se puede averiguar en qué hospitales o clínicas trabaja, si está ligado a instituciones de enseñanza
• Cómo es el consultorio, ambiente agradable, higiene, comodidad, etc.


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad