El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

CÓMO ELEGIR A UNA NANA PARA NUESTROS HIJOS

Una niñera o nana debe proveer el cuidado básico –observar, alimentar y bañar- al bebé. También calmar sus temores y su ansiedad, su dolor, y estimular su desarrollo físico y mental.
La ventaja que encuentra la mayoría de los padres al elegir una nana sobre una guardería, es el hecho de que la nana pondrá toda su atención y concentrará toda su energía en un solo niño, mientras que en las guarderías cada maestro tiene a su cargo a más de 3 niños. Sin embargo, el contacto uno a uno no garantiza que el cuidado del niño vaya a ser mucho mejor que el que le daría una guardería. Entonces, ¿qué deberías hacer para tener más posibilidades de encontrar una nana confiable?
Para empezar debes pedir todas las referencias posibles sobre su trabajo e incluso su propia experiencia (en caso de tenerla) como madre y poder hablar, por lo menos, con dos empleadores anteriores.Una vez que la has contratado se le debe poner a prueba por una semana máxima.

RECOMENDACIONES GENERALES
1. Entreviste, preferiblemente, a personas que hayan sido recomendadas por alguien de su confianza. De no ser así, pida referencias (si es posible escritas) y cheque cada una de ellas por vía telefónica.
2. Si es posible, tenga presente al bebé durante algún momento de la entrevista y observe la conducta de la candidata. La expresión afectiva genuina es fácilmente observable y le permitirá a usted tener una impresión general de su acercamiento a los bebés.
3. Explore el estado de salud de la candidata (enfermedades familiares y personales padecidas, vacunas con las que cuenta, tratamientos médicos actuales). A veces reciben medicación que posee efectos secundarios o no tienen claro para qué es el medicamento (consulte con el nombre del medicamento si se trata de anticonvulsivos, ansiolíticos, antidepresivos, etc.).
4. Pregunte el tipo de religión que practica (rituales que incluye, prácticas, costumbres). Recuerde que es una persona con la que compartirá su familia y es importante conocer sus costumbres y valores.
5. Explore la situación actual de vida de la candidata, a qué dedica actualmente su tiempo, si está estudiando o haciendo algún curso (esto permite explorar sus intereses). Pregunte sobre sus planes cercanos, si tiene pensado irse a otro país (en caso de ser extranjera con familia en su país), trabajar en otra área, etc. Piense siempre en la importancia de mantener a un personal estable, que realice un vínculo con el niño y con altas probabilidades de permanecer en el hogar.

AL CONTRATARLA
1. Familiarice a su nueva empleada con los diferentes ambientes de la casa y tómese unos momentos para conversar sobre lo que usted espera de ella. Especifique las funciones siendo bien clara y objetiva al describir las tareas.
2. Esté segura de proporcionar a su niñera todo lo necesario para cumplir con dichas tareas (espacio, juguetes, mobiliario infantil, etc.).
3. Plantee como norma en su hogar la práctica excesiva de hábitos de higiene especificándolos en conductas claras cómo: Lavarse las manos, recogerse el cabello, etc.


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad