El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

La importancia del calcio en la alimentación de niños y jóvenes

Es importante que los niños y niñas en edad escolar  consuman cantidades suficientes de calcio para tener huesos  sanos y fuertes.  Entre los 4-8 años se requieren 800 mg.  diarios, mientras que entre los 9-18 años, las necesidades  aumentan a 1300 mg. al día. 

La mejor edad para prevenir la osteoporosis es el período  pre-adolescente y adolescente.  Esto se debe a que el  máximo de la masa ósea y del contenido de calcio del  esqueleto se logra durante este período.

El calcio es el mineral más importante para el  fortalecimiento de los huesos.  El calcio óseo comienza a  disminuir en el adulto joven y la pérdida del mismo  continua a lo largo de los años, particularmente en las mujeres.  Las adolescentes que no consumen suficiente calcio para fortificar sus huesos hasta su máximo  potencial, están en mayor riesgo de desarrollarlos débiles  y de tener lesiones incapacitantes más tarde en su vida.

Para lograr un consumo adecuado de calcio y alcanzar los  requisitos diarios, siga las siguientes recomendaciones:

 
La importancia del calcio en los niños

Anime a los adolescentes a consumir productos lácteos, ya que usualmente ellos consumen menos lácteos que los  niños.  Explíqueles que estos productos contienen el  calcio de mejor calidad y que puede ser fácilmente  absorbido por el cuerpo

Anime a los adolescentes a preferir quesos, yogurt y leche, con poca o sin grasa, en lugar de gaseosas o  bebidas dulces, las cuales no proporcionan ningún  nutriente y además pueden contribuir a las pérdidas de calcio de los huesos.
Hable con sus hijas sobre la osteoporosis y la  importancia de los productos lácteos en la alimentación.  Usualmente las jovencitas son atraídas por dietas de  moda y abandonan los productos lácteos en la creencia de que las engordará.  Los productos lácteos con poca o sin  grasa son una buena alternativa.

Actúe dando el ejemplo y consuma productos lácteos.Estimule a sus hijos a realizar algún tipo actividad física de forma regular.  Estudios demuestran que mujeres que practican algún tipo de actividad física por lo menos 3 veces a la semana tienen un menor riesgo de sufrir de huesos frágiles y de osteoporosis que mujeres  sedentarias.  El ideal es una combinación de ejercicios  aeróbicos con ejercicios de fortalecimiento.

Algunas personas sufren de intolerancia a la lactosa. Afortunadamente hay productos lácteos con poca o sin lactosa. Una persona con intolerancia a la lactosa puede consumir yogurt que contenga cultivos sin sufrir problemas gastrointestinales.  Otras fuentes de calcio incluyen alimentos procesados fortificados, soya, vegetales de hojas verdes, sardinas o salmón enlatados con huesos, aunque difícilmente proporcionarán las cantidades requeridas de calcio.  Por ello, en ausencia de productos lácteos debería optarse por consumir suplementos de calcio. Converse de este tema con su pediatra.

Fuente:  The  Nemours Foundation.  Kids Health for Parents.   Nutrients for your Child Needs: Calcium, Iron, Fiber.


Volver al articulos de interes

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad