El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

¿QUÉ ES LA ODONTOPEDIATRÍA?

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños.
El odontopediatría será, por tanto, el encargado de explorar y tratar al paciente, también se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para valorar un tratamiento de ortopedia o remitir al especialista en ortodoncia, y de hacer un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo. El tratamiento restaurador principalmente se compone de tratar los traumatismos, usar selladores (que consiste en obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries), y en tratar las caries producidas y sus consecuencias.

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales (los de leche) en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor el diente permanente.

Es con los primeros dientes erupcionados, que se hace tomar conciencia a los padres para que el niño reciba una alimentación no criogénica; se instruye como debe ser la higiene del bebé para prevenir a futuro que se presente encías sangrantes (gingivitis); al tiempo educamos a corregir hábitos que mas tarde provocan la deformación del maxilar y la inclinación de los dientes, que luego pueden ser fácilmente golpeados en cualquier caída.


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad