El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

¿QUÉ JUGUETES SON LOS MEJORES PARA CADA ETAPA?


JUGUETES PARA BEBÉS RECIÉN NACIDOS HASTA 6 MESES
Como el bebé muy pequeño aun no tiene capacidad de manipulación, tratando de percibir su entorno básicamente a través de l avista, el sonido y el tacto. El bebé preferirá objetos de colores brillantes, que hagan ruido y se muevan.
Móviles: El movimiento de las distintas piezas, sobre todo si son intercambiables y de colores brillantes, atrae la atención del bebé.
Juguetes para apretar o chupar: Los diversos juguetes de goma modelada son fáciles de sostener y aptos para colocar el la boca.
Pelotas y otros juguetes blandos: De confecciones sencillas y variadas texturas, son atractivos para la exploración táctil.
Espejos para bebés: Resultan muy atractivos y despiertan la curiosidad del bebé.
Juguetes que hacen ruido: Sonajeros, campanas, bocinas y otros juegos que hagan ruido, ayudan a construir la noción de causalidad en el bebé y por ello resultan particularmente atractivos.

JUGUETES PARA BEBÉS DE 7 A 12 MESES
A esta edad, el bebé puede recordar conceptos simples. Se reconoce a sí mismo, a las partes de su cuerpo y a otras personas que le son familiares.
Sonajeros que se paran solos: Ideales para se ubicados en la mesa en donde come o cerca de su asiento.
Libros de materiales especiales: Ya sea de cartón duro, goma, tela o plástico, los libros para bebés con figuras simples y colores atractivos son ideales cuando ya está desarrollada una capacidad mínima de manipulación.
Pelotas: De todos los tamaños, tanto duras como blandas, resultan adecuadas para la edad.
Juguetes que se mueven: Vehículos de todo tipo con ruedas grandes de goma o de plástico y también animales rodados son muy atractivos en este momento del desarrollo.
Cubos: Grandes y blandos le proporcionan al bebé la posibilidad de realizar sus primera construcciones, pero resultan inofensivos también para apretarlos y arrojarlos.
Peluches: Es importante que los muñecos de peluche estén adecuadamente confeccionados sin partes que puedan ser removidas y potencialmente dañar al bebé.
Recipientes y juguetes flotantes: Jarros, baldes, tazas y juguetes para el agua son especialmente interesantes para jugar a la hora del baño.

JUGUETES PARA NIÑOS DE 12 A 18 MESES
Entre el año y el año y medio, un niño ya ha aprendido a caminar y adquirió cierta habilidad manual. Le gusta experimentar con objetos que desafían su capacidad de manipulación. También disfrutará de escuchar cuentos apropiados para su edad.
Libros: Son ideales los que permiten explorar texturas diferenciadas con colores brillantes.
Cajas y otros juguetes musicales: Resultan atractivos por la posibilidad de ejecutar el sonido a voluntad.
Rompecabezas: De encastre, figuras simples y pocas piezas.
Materiales para colorear: La motriciad fina ya ha evolucionado lo suficiente como para que el bebé se interese por las actividades grafoplásticas.
Encastre tridimensional: Los juguetes para encajar, armar y apilar, despiertan el interés por las seriaciones y la visualización espacial. En este estilo encontramos anillos, cubos, etc.
Juguetes para empujar y arrastrar: Con cuerdas para tirar o manijas rígidas para empujar resultan motivadores para un niño que aprende a caminar. Los carritos para cargar y descargar también resultan atractivos.

JUGUETES PARA NIÑOS DE 18 MESES A 2 AÑOS
Hasta aproximadamente los dos años, al niño no le gusta compartir sus juguetes. Es un período de juego en paralelo en el cual el niño juega en compañía de otro, pero atendiendo su propio universo lúdico. Un niño de esta edad, generalmente, pasará mucho tiempo jugando solo con juguetes que pueda manipular por sí mismo y tendrán particular interés por los juegos que le permitan imitar a los adultos.
Muñecos: Sobre todo aquellos a los que se les pueda cambiar la ropa, resultan muy atractivos.
Juguetes para martillar: Estimular la coordinación y además permiten descargar energías.
Juguetes para clasificar o enhebrar: Estimulan el desarrollo de la motricida fina y ejercitan el desarrollo intelectual.
Música: Las canciones infantiles despiertan un interés diferente a esta edad. Los instrumentos musicales de percusión, como panderetas y xilófonos son una interesante propuesta.
Material para modelar: Los materiales maleables como la masa, abren muchas posibilidades para la expresión creativa.
Juguetes con ruedas o arrastre: Para ser trasladados en distintos terrenos, dentro y fuera de la casa, estimularan al niño a expandir la exploración del entorno.
Teléfonos de juguete: Habilitan la ejercitación del lenguaje y la conversación.

JUGUETES PARA NIÑOS DE 2 Y 3 AÑOS Y MEDIO
A medida que aumenta la independencia del niño y el control del lenguaje, comienza a dominar nuevas destrezas. Aun demanda mucha supervisión ya que carece de sentido del peligro. Armar, desarmar y construir como todo lo que ponga a prueba su habilidad, será muy estimulante en esta etapa.
Materiales para actividad plástica: Tempera, acuarelas y tijeras para niños. La motricidad fina ya se ha desarrollado como para utilizar materiales más variados y complejos de manipular.
Juguetes para construir: Estos estimularán la inteligencia espacial del niño y lo mantendrán entretenido durante horas.
Disfraces y herramientas: Los disfraces estimulan la imaginación y los juegos de roles, tan importantes para la maduración social. Entran en esta categoría los juguetes imitación de herramientas y electrodomésticos, que permiten imitar la actividad de los adultos.
Rompecabezas grandes: Los juegos que ponen a prueba el ingenio, cuando son adecuados al nivel del desarrollo, resultan muy atractivos.

JUGUETES PARA NIÑOS DE 3 AÑOS Y MEDIO A 5 AÑOS
En esta etapa se inicia el juego en compañía de otros niños. La curiosidad aumenta, lo que lo lleva a hacer constantes preguntas. También estará interesado en probar sus habilidades físicas. También podrá ocuparse solo en alguna actividad por un tiempo bastante prolongado.
Disfraces: En plena etapa de juegos de roles y dramatización, los niños apreciarán diferentes tipos de disfraces y especialmente las niñas, los de hadas y princesas.
Elementos para la construcción y modelos en escala: Autos, aviones, o otros vehículos para construir o para jugar, ya pueden tener piezas más pequeñas sin riesgos para el niño.
Pizarrones magnéticos o de felpa con abrojo: Ideales para estimular la lectoescritura cuando tiene letras y números.
Juguetes deportivos: El niño comienza a interesarse en el juego competitivo, a la vez que se estimulará la coordinación y la motricidad.
Libros: Historias más complejas, troquelados, para completar, que respondan a las preguntas que empiezan a formular, relacionados con la aritmética, resultan atractivos y estimulantes.
Lupa y binoculares: Ayudan a explorar el entorno y a satisfacer la enorme curiosidad de la etapa.

JUGUETES PARA NIÑOS DE 5 A 7 AÑOS
Al iniciarse la escolarización, el interés del niño comienza a volcarse generalmente hacia actividades intelectuales como la lectura, la escritura y las sumas aritméticas. El entorno y la sociedad, despiertan mucha curiosidad y los juegos de roles en los que se explora el comportamiento adulto aun tienen mucha importancia. Pero también se inicia el interés por los juegos reglados y la competencia.
Muñecas para vestir: Sobre todo para las niñas, resultan atractivas y sumamente entretenidas.
Reproducción a escala de maquinas "de verdad": Registradoras, electrodomésticos, cámaras fotográficas y otros objetos que reproducen las actividades de los adultos.
Equipos para manualidades: Tejer, hilar, estampar, son actividades que resultan interesantes y estimulan la creatividad.
Trenes: Eléctricos o a cuerda, siempre despiertan fascinación en los niños de esta edad.
Libros: Para estimular la lectura, es importante que el libro sea adecuado al nivel de maduración del pequeño. Un libro demasiado simple lo aburrirá y uno demasiado complejo lo hará pensar que la lectura es algo muy difícil para él y se alejará de ella.
Instrumentos musicales: La inteligencia musical, puede estimularse aprovechando el interés de esta etapa por la ejecución musical.
Juegos de mesa: Muchos de estos juegos ayudan a desarrollar habilidad para la lógica y las matemáticas sobre todo para elaborar el complejo concepto de número. Pero también, colaboran en el aprendizaje de la aceptación reglas, la paciencia para respetar el turno y la competencia dentro de un marco previamente acordado.

MÁS ALLÁ DE LOS 7 AÑOS
A medida que se desarrollan las destrezas y habilidades, los niños podrán disfrutar cada vez de juegos y juguetes más complejos. Naipes, juegos de mesa complejos como el ajedrez, video juegos, modelismo, son juguetes que incluso podrá seguir disfrutando como adulto.

 


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad