El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

QUE RICA MI COMIDA


“Mami, tengo hambre”. “Papi, dame caramelos”. “No quiero zanahoria”. ¿Le suena familiar? No desespere. Entérese como educar a sus hijos para que sepan comer sano y… ¡que les guste!

“La comida ideal para iniciar la alimentación del niño es una papilla de consistencia espesa y algo grumosa. Su estomago aún es chiquito y esta le ofrece una buena cantidad de energía y nutrientes en pocas cantidades”, afirma la nutricionista Faviola Jiménez, directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición.
Lo primero que hay que tener en cuenta es darle de comer al pequeño es un acto de amor que requiere de paciencia y dedicación. Es muy importante que se lleve a cabo en un espacio donde el infante tenga la libertad de ir descubriendo gustos y texturas. ¿Y qué pasa cuando no tiene hambre? déle de almorzar o cenar con más personas para que no sea el centro de atención y se distraiga con los demás. Pruebe también poner sus alimentos en el plato donde usted esta comiendo, para que se sienta grande.
Prevenga alergias evitando mariscos, chocolate y nueces. La cafeína del té y el café tampoco es recomendable y evite la miel de abeja sin pasteurizar por riesgo del botulismo (intoxicación bacteriana).

¡ABRE LA BOCA QUE AHÍ VIENE EL AVIONCITO!
Desde el año de edad y hasta los 5, el almuerzo y la cena no deben durar más de 30 minutos. “Prohibido estar una hora esperando a que termine de comer, perseguirlo con el plato por toda la casa o llevar su comida al dormitorio. Pero, sobre todo, prohibido convertir la comida en una pelea”, sostiene el doctor Javier Acurio, del centro medico pediátricka.
Por otro lado, la academia Americana de Pediatría recomienda que niños mayores a un año consuman alrededor de 40 calorías al día por cada 2,5 cm. de talla (unas 1.300 calorías por un chico de 80 cm.), repartidas en tres comidas –desayuno, almuerzo y cena- y no mas de dos snacks saludables entre comidas, como una fruta o yogurt.
Después del año, el almuerzo y la cena son importantes que la leche. Evite agregar cosas que la espesen (avena, quinua, etc.) porque el niño perderá el apetito. Preocúpese si su hijo no come casi nada y esta todo el día cansado. Pero si no come mucho y tiene una actividad que no para, ahórrese el sufrimiento. Ya quisiéramos los adultos que organismo funcione así.
La calidad de la comida se resume en dos palabras: balanceada y variedad. Lo ideal es combinar carne, vegetales un tubérculo y frutas. No es aconsejable mezclarlos en un solo puré, porque así el pequeño no podrá descubrir si alguno no le gusta. La sopa tampoco es buena costumbre, ya que tiene agua que llena y no alimenta, además de una perdida de nutrientes a causa del tiempo en cocción.

EN CRECIMIENTO
Desde el año, el niño ya puede- y debe- comer por si solo, así se ensucie. Esto es importante, porque le da sentido de independencia. A esa edad empieza a preferir los salados. Hacia los 2, se aburre de los purés o las texturas muy blandas y prefiere alimentos secos. Además, descubre lo crocante (nugets, papas fritas, etc.)y los sabores mas ácidos.
A los 4 años el pequeño ya definió sus gustos y tiene sus primero platos favoritos pero, a partir de los 5, los padres pueden insistir cada cierto tiempo con sabores no usuales para que aprenda a comer todo.
SITUACIONES COMUNES
Tres tipos de texturas que merecen cuidado especial en la alimentación:

1. TALLA CORTA: entre los 2 y 3 años, la talla del niño se puede proyectar para tener un aproximado de cual será su medida cuando legue a los 18. Pero si el pequeño presenta obesidad por un tiempo prolongado, esta será menor a la esperada inicialmente. Por eso es crucial evitar el sobrepeso en los niños de talla corta para que alcancen la estatura máxima posible.

2. SOBRE PESO: desde los 2 años de edad se debe pasar a lácteos bajos en grasa, darle Macará blanca que roja, embutidos diet, más ensalada, verduras y frutas (excepto plátano, mango, uvas o chirimoya) y evitar sopas. Además, control que la porción d sus comidas corresponda a su dad (no vale repetir segundo plato) y muy importante: evitar el sedentarismo.

3. FLACO ALTO: si un niño sano tiene el percentil de talla alto y el de peso bajo, no significa que su nutrición sea mala. El infante que o come n engorda, pero tampoco crece. Así que si s estatura es buena, su alimentación también lo es. Esa contextura delgada suele ser hereditaria y es mejor que los padres acepten este hecho para no convertir el momento de la comida en una lucha de poder.


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad