El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

QUIERO SER GRANDE

Es deseo de todo padre que su hijo crezca fuerte y sanito. Para tal fin se informa sobre los alimentos que debe consumir si de acelerar el proceso de crecimiento se trata. ¿Pero qué sucede cuando su pequeño no da la talla?

Primer día de clases. Deja a su retoño con el dolor de su corazón y con los medios comprensibles que esta etapa conlleva.
Pero antes de irse se percata de algo: es el más pequeño del aula. Se pregunta si son los demás niños los que han crecido rápidamente o si es el suyo el que no lo ha hecho. Decide sacar una cita con el médico para que le explique si es lago normal. Esta escena no es extraña ni fuera de lo común. De hecho, la mayoría de padres se da cuenta de que su hijo no goza de un crecimiento adecuado cuando ingresa a un grupo social más grande, como el centro de estudios, o bien alertados por el pediatra que lo mide regularmente.
Quite esa cara de preocupación de que seguro usted es un padre responsable que visita constantemente al doctor. Solo se debe saber de que cuando surjan dudas respecto a la talla en su pequeño necesita acudir a un endocrinólogo. Este profesional de la medicina es el encargado de diagnosticar enfermedades que afectan a las glándulas y hormonas, entre ellas problemas de tiroides y baja estatura.
Susana Tara Britto, endocrinóloga de la clínica Creciendo Junto a Ti, indica que en primer lugar se debe determinar la edad ósea del niño, es decir, el grado de desarrollo de los huesos. Conocer esto y compararlo con la edad cronológica puede ser fundamental en algunos pequeños para saber cuánto les queda por crecer. ¿Y cómo se realiza este examen? tomando una radiografía de la mano dominante (si uno es diestro, será la izquierda y viceversa). La evaluación del crecimiento también comprende exámenes de antropometría, maduración dental, desarrollo psicomotor, hemograma, creatinina y electrolitos, entre otros que solo podrá ordenar el especialista según crea conveniente.

MUNDO POR EXPLORAR
Que una persona sea más o menos alta esta determinado también por varios factores. Uno de ellos-aunque parezca curioso- es la talla al nacer. “Esta es de suma importancia, ya que durante la gestación se tiene la mayor velocidad de crecimiento de toda la vida. Se alcanza aproximadamente 50 cm. en nueve meses”, indica Tara. Una anormalidad en esta talla puede tener impacto negativo en la estatura final si no se detecta a tiempo. Igualmente, se debe estar al tanto de antecedentes como la altura promedio parental, cómo fe el crecimiento de los padres durante la adolescencia, etc. Sin embargo, hay otros componentes que pueden influir: problemas genéticos (enfermedades heredadas), ambientales (maltrato, estrés, desnutrición) y hormonales (déficit de la hormona de la tiroides, crecimiento).

HISTORIA DE UN GIGANTE
De seguro ha escuchado hablar de la famosa hormona de crecimiento (HC). Si no recuerda ese nombre, le debe sonar el de Lionel Mecí, estrella del fútbol y actual jugador de uno de los clubes más famosos del mundo, el Barcelona de España. Esta hormona ayudó a Lionel, entonces un joven argentino de 14 años y con solo 1,46m de estatura, a alcanzar su sueño. Gracias al tratamiento, que consistía en inyecciones diarias de esta hormona, pudo alcanzar 1,69m a los 17 y ser considerado óptimo para iniciar una carrera de éxito. De otra forma no huviese sido posible. “La dosis puede variar según la edad y el peso del niño. Uno de 30 kilos, por ejemplo, puede recibir de tres a cuatro unidades de la hormona diariamente (35 mililitros cada una). Por otro lado, el especialista debe monitorear la maduración ósea, ya que cuando esta se enlace, se detendrá el tratamiento”, señala Jesús Rocca, endocrinólogo de la clínica Ricardo Palma.
Se debe estar preguntando: ¿Qué importancia tiene esta hormona en nuestro organismo? ¿Todos la tenemos? La HC presenta un factor similar a la insulina de tipo 1 producida por el hígado, solo que las personas crezcan rápidamente debidamente. En teoría, todos la tenemos, pero por múltiples razones (un problema genético, por ejemplo) a algunos les falta o simplemente su cuerpo no la produce. “es grave si se tiene en cuenta que la HC es la que estimula el desarrollo de las células de los músculos y los huesos, acelera la formación de proteínas e influye en el metabolismo de las grasas y azucares, así como sobre la capacidad intelectual y el estado anímico (este ultimo mas importante en adultos)”, acota Rocca.
Lo dejamos con un último dato: el crecimiento de los huesos se produce hasta que estos se solidifiquen por completo (aproximadamente entre los 14 y los 16 años). Después de esa edad es imposible comenzar el tratamiento de HC con efectividad.

EL 1, 2,3 DE LA HORMONA DEL CRECIMIENTO
. Se produce la hipófisis, glándula endocrina ubicada en la base del cerebro. Nos ayuda a crecer y a tener una buena calidad de tejidos. Se secreta naturalmente, pero en mayor cantidad cuando se consume alimentos ricos en proteínas, se hace ejercicio y se duerme adecuadamente.
. Cuando hay un déficit de esta hormona, la talla y velocidad de crecimiento del niño quedan muy por debajo de las que le corresponden a su edad, género y estatura familiar. Además, aumenta la cantidad de grasa corporal y los huesos no se forman correctamente.
. Actualmente es considerada un producto de la ingeniería genética, que sirve para tratar a niños con problemas de crecimiento generado por deficiencias o trastornos en su función. Se inyecta diariamente por vía subcutánea.

EVOLUCION DEL CRECIMIENTO SEGÚN EDAD
. Al año de edad: de 20 a 25 cm. al año.
. A los 2 años: de 10 a 12 cm. al año.
. A los 3 años: de 8 a 10 cm. al año.
. A los 4 años: de 6 a 8 cm. al año.
. Desde los 5 años hasta el inicio de la pubertad: de 5 a 6 cm. al año.
. En plena pubertad: de 10 a 12 cm. al año en el caso de los varones, y de 8 a 10 cm. al año en mujeres.

CÁLCULO DE LA EXPECTATICA DE LA TALLA FINAL
En varones, a la talla paterna se le resta 12, luego se le suma la talla materna. El resultado se divide entre dos. En el caso de las mujeres es la misma operación, solo que se invierte la talla paterna por la materna.


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad