El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

TEMAS PARA LA ESCUELA DE PADRES

En este artículo te damos a conocer algunos de los diversos temas (como deberían reaccionar los padres de familia y sobre todo los hijos) que se dictan en las escuelas de padres.

CON ALEGRÍA SE VIVE MEJOR EL DÍA
Resulta muy atrayente verse rodeado de personas alegres, que se preocupan por los demás, haciéndoles la vida mucho más feliz. Una visión optimista y positiva produce un estimulante efecto en las personas, mejorando su autoestima.
Padres:
Fomentar un ambiente alegre en la familia, es la mejor receta para la salud física y mental de todos sus miembros.
Comentar en tono positivo las noticias que se traten en casa: un telediario, sucesos del trabajo, del colegio, etc.
Comentar en tono positivo las noticias que se traten en casa: un telediario, sucesos del trabajo, del colegio, etc.
Hijos:
Saludar con una sonrisa a los vecinos, compañeros del colegio..., con los que te encuentres.
Contar en la sobremesa de la comida o de la cena, algún buen chiste que hayas oído en el colegio.
Si notas que algún compañero está triste, pregúntale porqué y procura animarle.

LOS FUERTES Y LOS VALIENTES SIEMPRE MIRAN DE FRENTE
Todo lo que merece la pena, necesita de esfuerzo para conseguirse, por eso se necesita fortaleza para mantener ese esfuerzo. En la vida diaria hay continuas ocasiones para ejercitarnos en vivir la fortaleza, con detalles de sobriedad, templanza y paciencia.
Padres:
Evitar un tono de pesimismo y queja ante determinadas situaciones que se produzcan en la vida familiar.
Cumplir las promesas que se hacen, especialmente con los hijos. Por eso debemos pensar antes lo que les decimos.
No utilizar a los hijos como “servidores”, para que nos traigan determinadas cosas o para que hagan labores que son responsabilidad nuestra.
Hijos:
No dejar en el plato, parte de la comida. Si es necesario, poner menos cantidad y repetir al acabárselo.
Antes de ponerse a jugar, terminar los deberes del colegio.
En el deporte o en determinados juegos, no quejarse en exceso si se ha recibido un pequeño golpe o se ha perdido.

HIGIENE Y LIMPIEZA EMPEZANDO POR LA CABEZA
El aseo diario hay que inculcarlo a los hijos desde temprana edad. Nada más agradable al estar con otras personas, que observar el cuidado de su higiene personal, por eso los hijos deben apreciarlo en sus padres en primer lugar.
Padres:
La ducha diaria y un adecuado cambio de ropa, es un ejemplo que los hijos no pasarán por alto.
Disponer en el cuarto de aseo, un armario de baño en el que haya útiles de limpieza personal para cada uno.
Utilizar un ambientador en la casa y también en el coche familiar.
Hijos:
Después de una actividad deportiva, la ducha no debe faltar.
Antes de comer, lavarse las manos.
Al acabar de comer los dientes se han de lavar. Lo normal es hacerlo en las 3 principales comidas, pero como mínimo 2 veces: por la mañana y por la noche.

EN VACACIONES ME DIVIERTO, PERO NO PIERDO EL TIEMPO
Las vacaciones son una ocasión estupenda para aprovechar el tiempo en diversas actividades, que durante el resto del año no hemos podido realizar, pero eso están muy equivocados los que piensan que el tiempo libre es un tiempo para no hacer nada, ¡ellos se lo pierden!
Padres:
Tener planificadas las vacaciones, por lo menos en lo más esencial: el lugar, actividades que se harán, un mínimo horario, etc. Es conveniente que todos opinen (según su edad) en esta planificación.
Utilizar los cuadernos de verano que facilitan los colegios y algunas editoriales, para que los hijos repasen o preparen el inicio del curso siguiente. Una hora al día no parece descabellado.
Aprovechar para conocer nuevas ciudades o lugares pintorescos. Recoger folletos es una buena manera de recordar esos viajes, junto con las fotografías o reportajes en vídeo realizados.
Hijos:
Un buen libro no puede faltar en las vacaciones.
Escribir una postal a los amigos del colegio, primos, etc.
Recoger folletos y fotografías para comentar con los amigos del colegio las vacaciones. Consultar al profesor si se puede hacer un mural para poner en el corcho del aula.

EMPEZAR EL CURSO CON GANAS DE TRABAJAR
La laboriosidad en el día a día nos ayudar a realizar bien nuestro trabajo. Poniendo atención en lo que estamos haciendo, además de enriquecernos como personas, sirve para contribuir en la mejora de nuestra sociedad.
Padres:
Procurar que cada uno de los hijos pueda disponer de un lugar adecuado para estudiar y hacer sus tareas.
Distribuir los encargos que realizará cada hijo, pensando bien las características de cada uno
Planificar el fin de semana, donde tengan cabida los planes familiares de tiempo libre: deporte, excursiones culturales, visitar a familiares, etc., procurando incluir también algo de tiempo para el estudio y la realización de tareas escolares.
Hijos:
Hacer un horario con ayuda de papá y de mamá, en el que figure tanto el tiempo para hacer los deberes, como la hora de la merienda, los juegos, etc.
Tener los cuadernos limpios y bien escritos, respetando los márgenes, etc.
Realizar con atención el encargo que tiene encomendado: poner la mesa, hacer la cama, tirar la basura, etc.


Volver a la página anterior

 

 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad