El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Zodiaco para bebés y niños
Horóscopo chino para bebés
Educación inicial: Nidos, kinder
Educación primaria
Educación secundaria
Educación superior
CEO, CETPRO
Educación para adultos
Educación especial
Estimulación temprana
Talleres y cursos libres
Vacaciones útiles
Escuela para padres
Pediatras
Odontopediatría
Nanas, niñeras
Peluquería infantil
Centros de recreación
fiestas infantiles
Decoraciones infantiles
Disfraces
Ropa para bebés
Ropa para niños
Fotografía artística
Juguetes didácticos
Cds de música infantil

 

VACACIONES REALMENTE UTILES

Llegado el periodo vacacional, la mayoría de padres tenemos la misma interrogante: ¿Cuál sería la mejor opción para que mi hijo tenga unas vacaciones divertidas y a la vez productivas haciendo compatible descanso y aprendizaje?

Por lo general las vacaciones se emplean para realizar actividades recreativas, puesto que disponemos de más tiempo libre, se planifican viajes, ya sean familiares o con las amistades de nuestros hijos, pero es importante tener en cuenta que no es un periodo de receso total, sino que, deberíamos verlo como la oportunidad propicia para trabajar alguna virtud o destreza que consideremos adecuado desarrollar en nuestro hijo, esto debe adaptarse según su edad, sus gustos y preferencias.
Debemos entender que para ellos las vacaciones son un periodo de descanso a las actividades escolares del año y por ello debemos planificar las vacaciones priorizando su comodidad, es recomendable combinar distintas actividades en las que puedan desarrollar sus cualidades físicas, técnicas y psicológicas, así como también lo espiritual y humano.
Por ello es importante que los padres organicen horarios a fin de programar distintas actividades que enriquezcan la vida de sus hijos.
Aprovechemos la temporada de vacaciones y veamos que actividades pueden realizar:

EN FAMILIA
En vacaciones nuestro hijo pasa más tiempo en el hogar, por ello, es el momento ideal para introducir nuevos hábitos, como empezar a colaborar en las tareas de casa, que no son “deberes” pero “enseñan mucho”. Los encargos o pequeñas tareas domésticas son un eficaz medio de educar para la convivencia, compartiendo con su hijo más tiempo del que el ajetreo de la vida laboral permite. También es recomendable tomarse un tiempo para acercar a los niños a otros miembros de la familia con los que normalmente no tienen contacto, visitar a tíos, primos lejanos es una buena opción para que el niño se sienta mas identificado con la familia.

DEPORTES
El verano es ideal para el ejercicio físico, más si se practica una disciplina deportiva que sea de su agrado y que le traiga beneficios tanto en el desarrollo de habilidades y destrezas, como en lo más importante: la salud, y es, justamente, en esta etapa de la vida de nuestros hijos, que debemos despertar ese hábito tan saludable. Y de hacerlo desde la primera infancia, puede que nos ahorremos problemas cuando el niño ingrese en la etapa de la adolescencia. El deporte ayuda a los niños a desarrollarse física y mentalmente, a estar sanos, y a relacionarse de una forma saludable con otros niños.

TALLERES Y CURSOS LIBRES
Es el periodo idóneo para descubrir ese talento escondido que llevan dentro, ya sea en la música, la pintura, el teatro, danzas, canto, cocina, así como también, el desarrollo de habilidades complementarias como etiqueta, fotografía, oratoria, robótica, entre otros cursos, que durante el periodo escolar no tuvieron la oportunidad de experimentar.

EDUCACIÓN
Es muy importante que nuestros hijos no olviden los cursos que aprendieron durante el año escolar, por ello debemos dedicar parte de la programación vacacional a reforzar, repasar o adelantar temas que necesiten más atención y que hayan sido puntos débiles en su educación.

DIVERSIÓN Y ENTRETENIMIENTO
Las preguntas claves: ¿En vacaciones mis hijos hacen lo que más les gusta? ¿Qué puedo hacer para que las vacaciones familiares resulten más satisfactorias? Dedicarnos al disfrute, relajarnos física y mentalmente, conocer nuevos sitios, saborear nuevas comidas, conocer otras costumbres, cambiar la rutina. Por todas estas razones nos parecen tan necesarios los paseos familiares que nos dejan tantos recuerdos. También es importante mantener y cuidar el contacto de los niños con otros amigos o compañeros durante las vacaciones. Las actividades lúdicas con otros niños son la mejor forma de establecer lazos de amistad y camaradería cultivando de esta manera su inteligencia social.

 


Volver a la página anterior

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad